Al partir un beso y una flor, un te quiero, una caricia y un…

Te voy a contar un aprendizaje sobre los gustos personales que casi seguro que puedes aplicarte a ti mismo. No digo a tu futuro proyecto, sino a ti mismo, a tus decisiones a la decisión que estás a punto de tomar. 

 

Y te voy a contar quién me lo contó y cuándo

 

Tuve que pasar un fin de semana en Salamanca por negocios y me alojé en casa de mi amigo Diego, que amablemente me lo ofreció, no es que yo vaya durmiendo en casas ajenas por placer, y menos con mi insomnio.

 

Salamanca

Casa de Diego

Sigamos

 

Diego es un enamorado de muchas cosas.

Diría que de la vida en general: 

disfruta del vino, 

del deporte, 

del diseño, 

de las cosas bonitas y, 

sobre todo y lo que más, 

de la música. 

 

Por eso, en su casa, en su santuario, 

tiene montado un equipo de sonido de 

«dos pares de coj*nes» como él mismo dice.. 

 

Le dije que me explicara un poco cómo tenía montado el equipo y por qué había elegido los componentes.

 

No hay nada tan bonito como ver hablar a alguien que le apasiona algo.
Pero no hablaré de eso hoy

quizá otro día.

 

No te lo voy a reproducir la conversación que tuvimos porque entre que yo soy un analfabeto musical y que Diego estuvo más de 45 minutos contándome cada elementos…

 

….pero se resume en que se ha gastado mucha pasta en el equipo, en altavoces e incluso en cables para que la música suene de la h*stia. 

 

Y no solo eso, también en descargarse el formato ideal para que la música no pierda calidad. 

 

Sí, sé que esto no va contigo. 

Ahora viene lo bueno.

 

Seguimos hablando del equipo

de la música

de lo que siente él con la música

de lo que siento yo que aún sin tener oído o idea de música también siento…

 

.. y ahí me paró Diego y me dijo “es que al final, el equipo no importa, la calidad de reproducción no importa. Vas a disfrutar más una canción que te gusta y que reproduces en el móvil que una canción que no tiene ningún sentido para ti que se reproduzca con la mayor calidad y el mejor equipo del mundo”.

 

Si te gusta → la disfrutas más

Si no te gusta → pues la disfrutas menos

 

Para tener un trabajo que te guste y por tanto que disfrutes más → Tengo una newsletter para ti.

 

Aquí abajo te apuntas.

Apúntate aquí: