Ejemplo real aplicado en proyecto → cómo SÍ conseguimos vender más (parte 1)

Te voy a contar cosas que funcionaron y sobre todo cosas que no funcionaron a la hora de vender nuestro producto y que casi seguro puedes poner en práctica tú mismo. 

 

Antes de lanzar entradium.com lancé otros proyectos.

 

uno de los que más me gustó se trataba de crear tiendas online de un solo producto

Ahora puede parecerte una mi*rda pero hace 10 años era muy innovador y parecía que tenía sentido acercar la venta online al público en general. 

 

Me encantaba ese proyecto y le veía un gran potencial

 

Y también lo veían así las diferentes aceleradoras de negocio y concursos para emprendedores que ganamos con este proyecto.

 

Pero teníamos un gran problema, un problema que hizo que tuviéramos que descartar el proyecto. 

No éramos capaces de que la gente comprara nuestro producto. 

 

El precio del producto era de 49€

Un precio bajo

Asequible

 

Por 49€ tenías una tienda online para tu producto, incluyendo mantenimiento, servidor y atención al cliente. Con un panel para la gestión del producto y de los pedidos que recibías.

 

Pues nada, no éramos capaces de vender.

 

¿Qué estrategias probamos y no funcionamos?

 

  • Bajamos los precios → llegamos a ofertar el producto por 29€.

E incluso hicimos jornadas concretas en los que costaba 19€. 

 

  • Regalamos el producto → llegamos a acuerdos con cámaras de comercio y asociaciones de empresarios y comerciantes para regalar el producto como tal a sus asociados, lo que fuera para conseguir que la gente utilizara nuestro producto. Tampoco, muy mal resultado

 

  • Hicimos campañas a pie de calle yendo establecimiento por establecimiento ofreciendo nuestro producto. Y tampoco funcionó

 

Estaba claro que si la gente no compraba nuestro producto no era por el precio, ya que lo estábamos ofreciendo a un precio ridículo e incluso gratis.

 

También estaba claro que a la gente a la que le estábamos ofreciendo nuestro producto no era la adecuada, teníamos que buscar otro público objetivo.

 

Y también estaba claro que el reconocimiento de la comunidad emprendedora no te da de comer y que hay que centrarse en vender. Cosa que aprendí tras este proyecto y me ha servido mucho para alejarme de incubadoras, foros de inversión y encuentros de emprendedores. Y que creo me ha venido muy bien.

 

Si quieres saber más envío un email cada día, te apuntas aquí abajo.

Apúntate aquí: