El precio no lo es todo, y aquí te digo por qué

Este email va sobre entender a tu potencial cliente

Y creo que te será especialmente útil cuando estés haciendo venta o prospección por teléfono. 

 

Antes de profundizar en eso quiero que seas sincero contigo mismo y te respondas a estas preguntas:

 

  • ¿Sabes exactamente el importe que pagas por la telefonía y el servicio de internet de tu casa?
  • ¿Sabes exactamente las comisiones que te cobra tu banco a lo largo del año?
  • ¿Sabes exactamente cuánto gastas en comida al mes?

 

Casi seguro que no sabes la respuesta exacta a estas preguntas. 

No pasa nada

Bueno, algo sí pasa

pero no entraré a comentarlo hoy

 

Al final es tu dinero, tu casa, tu familia.

No tienes porqué llevar un seguimiento profesional y exhaustivo de tus gastos

 

Pues lo mismo le pasa a tus potenciales clientes

 

A menos que hables directamente con el dueño de la empresa, casi seguro que el resto de personas, incluso aunque hables con el director del departamento, con el responsable del proyecto o con el vicepresidente ejecutivo primero. 

 

Casi seguro que nadie sabe cuánto están pagando por un determinado servicio o a un determinado proveedor. 

 

Y este es el principal argumento para que te metas en la cabeza que el precio no lo es todo. 

 

¿Cómo va a ser tan determinante el precio si la persona con la que estás hablando no sabe ni lo que le cuesta ahora mismo ese servicio?

 

El precio es una variable más.
Igual o menos importante que otras que pueden llegar a propiciar que un potencial cliente cambie a su proveedor actual por ti. 

 

Por eso, y sobre todo cuando estés empezando, no debes preocuparte tanto en si tu producto o servicio es caro o es barato. 

Sino en tenerlo listo cuanto antes y presentarlo al mercado.

 

Para ayudarte a dar el paso, tengo una newsletter.

 

te apuntas aquí abajo.

Apúntate aquí: