Lo que no aguanto, pero yo también haría, de La Casa de Papel

Si hay una serie española que ha generado negocio

 en los últimos años es innegablemente, 

La Casa de Papel.

 

Y solo por eso, me encanta. 

 

Sí, coño, hay que decirlo

Me gusta que la gente gane pasta y genere negocio

Y si puedo aprender de cómo lo hacen pues mejor que mejor

 

Bien

Te voy a contar lo que no aguanto para nada, pero que yo si fuera el jefe, el que lleva el cotarro, el dueño de los derechos de La Casa de Papel también haría. 

 

pero antes, la historia

 

Recuerdo cuando vi por primera vez la casa de papel, mi amigo Lucas, escéptico de nacimiento me dijo «para ser española está muy bien». 

 

Eso, viniendo de Lucas es la hostia.

Vamos, es el mayor halago que le he oído decir nunca

 

Así que vi las 3 temporadas que estaban disponibles. 

 

Me di cuenta del impacto planetario que había tenido cuando vinieron unos amigos de Rumanía a Madrid cuando, de casualidad, pasamos por delante de la zona de Nuevos Ministerios y les dije “Quizá os suene, si habéis visto La Casa de Papel esta es la ubicación donde graban y tal”

 

Bueno, bueno, bueno

Su reacción fue brutal

 

Ni Cibeles, ni plaza mayor ni bocadillo de calamares

Tan contentos que se fueron por haber visto dónde estaba grabada y recreada La Casa de Papel. 

 

Pues de esos barros…

estos lodos

 

Ayer empecé a ver la quinta temporada

Y la estoy viendo por la razón que creo que todos lo estamos haciendo:

PORQUE HAY QUE VERLA

 

Ya, después del final de la tercera temporada nadie habría imaginado, ni querido, que hubiera una cuarta temporada, y menos una quinta, y mucho menos una quinta dividida en 2 partes.

 

Esto es lo que no aguanto y no me gusta de La Casa de Papel

Pero que aplaudo, alabo y yo mismo también haría si fuera el dueño.


Y es estirar el modelo todo lo posible

O como decía mi abuelo: “ordeñar la vaca hasta que se quede seca”

 

Si algo funciona → utilízalo hasta la saciedad

Da igual que a ti no te encante

Da igual que pienses que estás aburriendo

Da igual que incluso no sepas por qué te está funcionando

 

Utilízalo, repítelo, ordeña la vaca hasta que saque agua en vez de leche.

 

No es fácil sacar algo que funcione

Por eso debes ser rápido y ágil

Lanzar, probar y si funciona, repetir

Y si no funciona, pivotar

 

De eso va tener un producto mínimo viable

Que para mí es la parte más importante a la hora de lanzar un proyecto.

 

Cada día mando un email contándote cosas para guiarte en lo que estás desando crear.

Te apuntas a mi newsletter y lo puedes ver

Si quieres también podemos hablar de La Casa de Papel, eso ya como veas.

 

Apúntate aquí abajo.

Apúntate aquí: