Por qué debes aplicar el fasting a las métricas de tu proyecto

Hoy estoy de “fasting”

 

No, no me he equivocado queriendo decir de “fiesting” o similar

 

Fasting no es más que un anglicismo y palabra de moda para referirse al ayuno intermitente. 

En estos últimos años se ha puesto de moda y consiste en tener un periodo de ayuno más amplio que el habitual. 

 

Ahora te digo cómo este concepto puede ayudarte a la hora de empezar a medir los resultados de tu proyecto

 

De una manera u otra todos, incluso tu padre que nunca ha oído la palabra “fasting”,  hacemos un ayuno diario, ya que cuando dormimos, lo normal es que no estemos comiendo. 

 

Así, tu periodo de ayuno habitual puede ser de entre 9 y 12 horas. 

Contando desde que acabaste de cenar anoche hasta esta mañana que has desayunado. 

 

Con el fasting se busca que conscientemente alargues este periodo

 

Por ejemplo 14 horas

llegando a 16 horas o 

incluso a alguna más 

 

La principal ventaja del ayuno intermitente es que al estar estas 14 o 16 horas sin introducir alimentos en tu cuerpo (sí puedes beber agua, café o té durante ese tiempo) consigues 2 cosas: 

 

  1. Le das un respiro a tu aparato digestivo
  2. Al no tener esa fuente de alimento, tu cuerpo “tira” de las reservas que tienes, eliminando así toxinas del cuerpo

 

Y esta es la parte más interesante de cara a las métricas de tu negocio. 

 

Conozco a muchos emprendedores que se preocupan demasiado por establecer las métricas para medir todo lo que pasa en su negocio. 

 

A mí me encantan medir los resultados para ver qué está funcionando y qué no, pero al igual que ocurre con el fasting hay veces que hay que dar un respiro al cuerpo y no estar obsesionado con las métricas.

 

Sobre todo al principio.

Cuando tienes poco recorrido y pocos recursos puedes hacer lo siguiente: 

 

  • Localiza las 4-5 métricas que sean más importantes para tu negocio
  • No mires las métricas cada día, deja al tiempo actuar para tener una visión más general y menos estacional
  • Limita el tiempo que dedicas a revisar y analizar las métricas

 

Las métricas son buenas para ver la evolución de tu negocio, pero que no te absorban tanto como para que dejes de dedicarte a tu negocio. 

 

Si quieres saber qué cosas medir de tu negocio para ver su evolución, hablo de eso en mi newsletter diaria.

 

Aquí abajo te apuntas.

Apúntate aquí: