Por qué no te voy a decir nunca si tu idea es buena o no

Hablaba anoche con mi amigo Sergio

Sergio tiene una inteligencia superior a la media

Una inteligencia mecánica muy grande

 

Le encanta estar cacharreando con cosas, uniendo, desmontando, dando nuevos usos…

No para quieto

 

Anoche cuando hablábamos Sergio me contaba su nueva idea.

Me contaba en qué consistía

Cómo había llegado a ella

Las utilidades que tendría…

 

Y acabó su discurso con un “¿te gusta mi idea?”

 

Yo le dije que hace tiempo que nunca digo si me gusta una idea o no.

 

He fallado tantas veces diciendo que una idea me gustaba y que me parecería buena…

Y he fallado tantas otras veces sobre ideas que no me gustaban…

 

Para mí ya no hay ideas buenas o ideas malas

Sino que hay ideas viables e ideas no viables

 

Si tu idea es viable → me parece buena

Si tu idea no es viable → no me parece buena

 

La viabilidad de una idea va sobre su ejecución, sobre cómo llevarlo al mercado, sobre si hay gente dispuesta a pagar por ello, y cuánto, y sobre si el coste de ponerla en marcha y mantenerla compensa para ganar dinero con ella. 

 

Para saber si una idea es viable o no debes hacerte unas preguntas, no muchas, pero sí unas.

 

Para ver si tu idea es viable y así seguir trabajando en ella, es aquí, tengo una newsletter para gente que busca ayuda a la hora de montárselo por su cuenta.

 

Apúntate aquí: