Por qué si trabajas para otro estás en la mejor posición posible para montártelo por tu cuenta

Ayer me escribió Miguel, amigo desde hace años y suscriptor de estos “muy interesantes” correos (según él mismo dice).

 

Pues Miguel ayer me preguntó lo siguiente (debajo)

Y como creo que puede que tú también te hagas esa pregunta he preferido poner por aquí la respuesta que le diría a Miguel. 

 

Pregunta de Miguel: 

Qué consejo darías para empezar a emprender a alguien que está trabajando, tiene salario y gastos fijos, ¿cómo dar ese salto?

 

Respuesta de Fran:

1.- Estás en la mejor posición posible.

Tienes tus necesidades cubiertas, ahora solo te falta ir a más

 

2.-  Tienes que renunciar a algo.

Ya sea a una hora de sueño, a una hora menos de ver netflix, a una hora menos de estar con tu familia. Necesitas dedicarle tiempo para preparar el salto

 

3.- Ese salto no tiene que ser excluyente. 

No tienes por qué dejar tu trabajo de momento. Saca tiempo, prepara un producto mínimo viable, haz una prueba de mercado y según cómo vaya vas decidiendo. Quizá pidiendo una excedencia o una reducción de jornada. Quizá pidiendo ayuda contratando o subcontratando a alguien para el nuevo proyecto mientras que sigues en tu trabajo actual

 

Eso le diría a Miguel que es mi amigo

A mi madre si vuelve a montarse una empresa

O a cualquier loco que me lee todas las mañanas

 

Estás en la mejor posición posible

Renuncia a algo

No lo veas como algo excluyente

 

Y por hoy basta de valor gratis

 

Trabajes o no para otro, si necesitas ayuda para montártelo por tu cuenta, tengo una newsletter para hacerlo posible.

Te apuntas abajo.

Apúntate aquí: