¿Qué harías tú si no tuvieras que hacer las tareas que haces?

Un tipo que se llama Máximo manda una newsletter semanal sobre diseño.

Aunque también habla un poco de la vida.

Me gusta mucho, su newsletter se llama honos

 

Me guardé esto que escribió a principios de agosto porque casi seguro que te va a hacer pensar.  Y quería mostrártelo ahora

 

¿Qué harías tú si no tuvieras las tareas que haces?

¿Qué harías tú si no tuvieras que dedicar 8 horas a tu trabajo?

 

Si quieres empezar a ocuparte de cosas de valor, cosas tuyas, cosas que te hagan feliz, cosas que no te hagan depender de lo que dice un jefe, cosas que te hagan levantarte cada mañana…

Tengo una newsletter para ti, abajo te apuntas.

 

Lo que cuenta Máximo sobre estar ocupado, sobre estar vacío y sobre y ser jarra sin aire ni vino. No tiene desperdicio

 

«Ser jarra sin aire ni vino.

 

Estar de vacaciones es estar “vacante”, esto es: estar vacío. Además, algo vacío es por definición algo que no está ocupado. Exploremos un momento el término “ocupado” 

 

¿Somos realmente conscientes de lo que decimos cuando decimos “estoy ocupado”? No es igual que decir, por ejemplo, “estoy atareado”, esto es, que se me ha asignado un trabajo, una tarea, que he de hacer. Cuando decimos “estoy ocupado”, estamos diciendo que nos hemos ocupado con algo, llenado con algo. Un algo que es extraño a nosotros, ajeno a nuestra esencia, a nuestro territorio y que, debido a su ocupación, hemos dejado de estar vacantes.

 

Nadie desconoce que cuando uno llena una jarra vacía, en realidad, no está vacía, sino ocupada de aire. El vino desocupa el aire que la jarra contiene para ser ahora su contenido. Me pregunto ¿qué desocupan nuestras ocupaciones?, ¿qué es en nosotros el aire previo al vino?, ¿quién se aloja en nosotros antes que nuestras ocupaciones?, ¿cómo saberlo si estamos siempre invadidos, siempre conquistados, siempre ocupados?

 

Unas vacaciones son siempre un anhelo de vacío, un intento de desalojo, una promesa de desocupación. Este año voy a ver si soy capaz de cumplir esa promesa. Quiero viajar a mis territorios, recorrerlos palmo a palmo y desocuparlos para descubrir quién soy cuando no estoy ocupado. Ser jarra sin aire ni vino.»

 

Aquí abajo es donde te apuntas.

Apúntate aquí: