Una manera sencilla para resolver problemas que no te vas a creer

Me gusta resolver problemas
Creo que mi día a día va sobre eso

Por lo que mucha gente, sobre todo compañeros, me preguntan cómo me enfrento a la resolución de esos problemas diarios y, sobre todo, qué hago cuando no sé cómo resolverlos

Mi método es tremendamente sencillo
Puedes hacerlo tú mañana mismo
Es tan sencillo que no te lo vas a creer

Mira

Cuando no me sale algo,
cuando estoy atascado,
lo dejo.
Me olvido.

Sigo con el resto de tareas y cuando acabo mi día, me voy a andar

Pero andar de verdad
No hablo de salir a comprar huevos al DIA de al lado de tu casa
Me refiero a un paseo de 1,5-2 horas

Da igual que sea por la ciudad,
por un parque
por la montaña
El lugar da igual,
lo importante es el paseo

Muchos me dicen que no tienen esas 2 horas para pasear.

Su solución es diferente
Es enfrascarse en su problema
Atorarse
cansarse y
agotarse a sí mismo y de sí mismo

No haber avanzado nada ese día,
cenar e irse a la cama cabreado.

Son 2 posturas diferentes.
La mía me gusta más.

Puedes pensar que es una chorrada
que lo de andar no es para ti
pero te aseguro que funciona

 

Quizá no te venga la solución justo en el paseo, pero te vendrá después, o al día siguiente.
O verás que no era ni siquiera un problema.
Pruébalo

Cuando tienes tu negocio debes resolver muchos problemas, enfrentarse a cosas que nunca antes has tenido que hacer como elaborar presupuesto, hacer los avisos legales de la web o cumplir el nuevo requisito que impone no sé qué ley laboral.

Porque vas a tener tu día a día lleno de tareas te recomiendo 2 cosas:
1. pasear mucho
2. tener una guía que te ayude a centrarte en qué es lo verdaderamente importante a la hora de lanzar tu negocio

 

¿Y tú? ¿Eres de los que andas o de los que te agotas?

Newsletter. Consejos para emprender que no te contarán en ningún otro sitio. Te apuntas abajo.

Apúntate aquí: