Y si todo sale mal, ¿qué?

Te voy a contar la historia de cómo el cierre de la empresa de mi madre le iba a costar 8.000€ y finalmente sacó un beneficio de 5.000 €

 

Caso Real

Verificado

(aquí imagínate un sonido de sello de calidad que se estampa contra un folio)

 

Y es un caso real que, casi seguro, puedes llegar aplicar a tu proyecto si todo te va mal

 

Empezamos

 

Mi madre tenía una empresa de servicios de jardinería

Estuvo con ella durante 8 años y llegó un momento en el que decidió no continuar

 

El trabajo de jardinera es duro

Cada vez le costaba más conseguir y mantener clientes

Y con 60 años no quería seguir tirando del carro

 

Bien

 

Cerrar una empresa cuesta dinero

En papeleos se van unos 2.500 €

Y además mi madre contaba con un préstamo del que quedaba por devolver 3.500 € y contaba con un trabajador cuyo finiquito rondaba los 1.000 €. 

 

2.500 € de papeleos

3.500 € de préstamo pendiente

2.000 € de finiquito

——

8.000 € por cerrar la empresa

 

La opción 1 estaba clara

No nos gustaba pero estaba clara y era simple

8.000 pavos y la empresa cerrada

 

Pero claro. 

Mi madre llevaba 8 años trabajando y contaba tanto con un activo interesante: furgoneta, material de jardinería, maquinaria… 

Y, sobre todo, con una cartera de clientes recurrentes.

 

Así que había opción 2:

La venta de la empresa

 

Aquí te cuento cómo lo hicimos

 

Pensé que casi seguro que había alguien dispuesto a comprar ese activo tanto material (la furgoneta, la maquinaria y los materiales) como el activo inmaterial (la cartera de clientes).

 

Pensé que serían empresas similares de servicios de jardinería, de conserjería o de servicios integrales de comunidades de vecinos podrían estar interesados. 

 

Me puse a buscar empresas de este tipo que se anunciaran en publicidad en buscadores. 

Localicé 20 y escribí a las 20.

Mensaje sencillo y directo

 

vendo cartera de clientes que genera tantos euros mensuales, si te interesa dímelo”. 

 

Me respondieron 10 a los que mandé un pequeño informe de los clientes y los materiales

5 me hicieron una oferta

Finalmente aceptamos la oferta de 1 de ellos

 

El tiempo desde el contacto hasta la venta de la empresa, notario y transferencias de por medio incluidas fue de 5 semanas. 

 

La oferta incluía comprar todos los activos materiales, la cartera de clientes, mantener al trabajador, hacerse cargo del préstamo,  y el trabajo de presentación y seguimiento de clientes por parte de mi madre durante 2 meses. 

 

Resultado: venta de la empresa por 13.000 €.

 

No solo no le costó dinero “librarse” de la empresa sino que mi madre sacó 5.000 € por ello. 

 

Todo el tiempo que dediques, el esfuerzo que pongas, los clientes que obtengas y las inversiones que realices tienen un valor. Un valor que casi seguro a alguien le interesa. 

 

Con lo que en el peor de los casos podrás rentabilizar tu tiempo y esfuerzo como hizo mi madre. 

 

No pienses que es un caso aislado, se compran empresas o carteras de clientes continuamente. Cada día. De todo tipo y de todos los sectores. 

 

Para tener algo que vender primero tienes que empezar.

 

Si tienes algo en mente y no sabes cómo empezar, mando un email cada día para ayudarte. Apúntate abajo.

Apúntate aquí: