Nunca infravalores la cantidad de gilip*llas que tienes a tu alrededor

Estamos rodeados de incompetentes

 

Tu compañero de mesa

Tu jefe

El jefe de tu jefe

 

La gente sabe menos de lo que cree

La gente es más torpe de lo que cree

La gente es más prescindible de lo que cree

 

Eso es así

Lo aceptas

Vives con ello

Y haces todo lo posible para que te salpique lo mínimo posible

 

Te voy a contar el aprendizaje a extraer de un ejemplo real que me cuenta mi amiga Judit 

 

Judit trabaja en una agencia de comunicación en la que gestionan campañas de comunicación para grandes marcas

 

Pues una de estas marcas de origen estadounidense preparó un juego online a través de un sitio web para el lanzamiento de uno de sus nuevos productos. 

El típico juego en el que consigues puntos, hay un ránking de los usuarios y en determinada fecha el que más puntos obtenga, gana el premio. 

 

Judit me cuenta que esta campaña tenía un presupuesto realmente importante ya que involucraba a varios departamentos de varios países de la empresa. 

 

  • Mucha pasta para hacer el desarrollo web
  • Mucha pasta para preparar los documentos legales
  • Mucha pasta para las traducciones
  • Mucha pasta para replicar el juego en Europa
  • Y mucha pasta para su comunicación y promoción

 

Bien.

 

Pues a falta de un par de días para el cierre del concurso, un compañero de Judit se dio cuenta de que el periodo de cierre del juego que ponía en las bases legales y el que habían estado comunicando no era el mismo. Había una diferencia de varias horas debido al cambio horario entre Estados Unidos y la hora de Europa central. 

 

Varios cientos de miles de euros dedicados y nadie se había preocupado ni ocupado en este detalle. 

 

 

¿El aprendizaje?

 

En todo proyecto hay puntos de los que “nadie en concreto” es el responsable. 

De ahí vienen la mayoría de los malentendidos. 

 

Si vas a gestionar proyectos y equipos debes determinar cada responsabilidad de cada miembro.

 

Una de las formas más sencillas para evitar esto es ser tú mismo el que se encargue de todo el proceso. 

 

Al menos así lo hago yo

 

Y es que cuando tienes menos gente alrededor ves que todo es más sencillo

 

Para empezar a montártelo por tu cuenta lejos de gilip*llas e incompetentes es aquí.

 

Te apuntas aquí abajo.

Apúntate aquí: